Ascendencia taína y guanches en los dominicanos

“Orígenes continentales de las primera poblaciones de las islas del Caribe y los movimientos migratorios que los formaron”

SANTO DOMINGO.- Un par de pasos más adelante que los demás, Bartolomé de las Casas ya es parte de una nueva confrontación, aunque cinco siglos después su voz no podrá ser escuchada desde la estatua de piedra que adorna la entrada del Museo del Hombre Dominicano.

“Hay un tremendo problema con la identidad”, dice Rodríguez Acosta, el director del Museo del Hombre Dominicano, en cuya entrada se encuentra la estatua de De las Casas, un par de pasos más adelante que las de Lemba y Enriquillo, los símbolos que en honor a la verdad completan, con el cura español, la composición étnica fundamental de República Dominicana.

La razón vuelve a ser ideológica, pero los protagonistas de este enfrentamiento son ahora antropólogos, arqueólogos y genetistas enfrascados en una investigación que según sus impulsores posiblemente tocará fibras tan sensibles como las que tuvo que tratar en su momento el piadoso fraile dominico.

LAS LAGUNAS DE NISIBÓN, Republica Dominicana. En este apartado rincón del extremo oriental de la isla, donde alguna vez poderosos caciques expandieron sus dominios, el tiempo parece haberse detenido en un niño en particular cuya similitud física con esos antiguos pobladores podría respaldar una sorprendente teoría sobre herencia genética.

Su nombre es Osvaldo Reyes Ávila, tiene 12 años y el color cobrizo de su piel y su pelo negro y lacio realmente confunden a cualquiera.

Miguel Enrique Reyes tiene la tez clara pero un poco menos que su hija, que posiblemente heredó el color de piel de sus bisabuelos españoles. Ella también tiene el pelo tan lacio y negro como el de su madre, Elisa Ávila, natural de Miches, cobriza, algo menos que el mayor de sus tres hijos y completamente diferente al más pequeño, que tiene el pelo ondulado y la carita ligeramente más ancha.

“Tenemos algunos familiares parecidos”, remata la madre con una sonrisa placentera.“ Alguna vez me han dicho que él es diferente, sobre todo cuando era más pequeño”, asegura Reyes en referencia a su hijo mayor, Osvaldo, que tiene la apariencia física de un nativo precolombino, aunque por la forma en que lo dice es fácil deducir que el que no sea igual a los demás es lo que menos le preocupa en este mundo.

Dominicanos con ascendencia genética de origen taíno

¿Antepasados taínos? Quizá. La respuesta la podría tener un equipo de investigadores de la Universidad de Puerto Rico, recinto Mayagüez, y de la Universidad Central del Este (UCE) que inició una investigación a partir de pruebas de ADN mitocondrial y cuyos resultados preliminares permiten sugerir que entre el 15 y 18 por ciento de la población dominicana tiene ascendencia taína directa por línea materna.

“Este estudio aportará evidencias que servirán de base para replantear los postulados históricos sobre nuestros orígenes; romperá el mito de que los nativos de la isla fueron diezmados”, dijo el doctor Fermín Mercedes de la Cruz, decano de la Facultad de Ciencia y Tecnología de la UCE, a cargo de la parte dominicana involucrada en la investigación.

El estudio conducido por Mercedes en República Dominicana, y por el doctor Juan Carlos Martínez-Cruzado en Puerto Rico considera que como el ADN mitocondrial se hereda sólo por vía materna permite identificar con mayor seguridad el origen continental de una población, aunque tenga un alto mestizaje como en el caso del Caribe. La investigación, que tiene el visto bueno del Consejo Nacional de Bioética en Salud (Conabios) de República Dominicana, también tomó en cuenta los haplogrupos, grupos filogenéticos característicos en determinadas poblaciones y que pueden ser identificados con la secuencia de una región hipervariable específica del ADN mitocondrial.

“Este estudio nos da un margen de confiabilidad con estadísticas irrefutables”, afirmó Mercedes.

Osvaldo Reyes nació en un lugar en el que según el equipo de la UCE y la Universidad de Puerto Rico, algunos habitantes conservan rasgos marcadamente indígenas. Según el número de muestras procesadas, Las Lagunas de Nisibón, San Rafael del Yuma, Miches, El Cuey y Pedro Sánchez (Caciquillo), en La Altagracia y El Seibo, concentran en la actualidad el mayor número de personas con ascendencia genética de origen taíno, fuera de otras localidades en el Norte, el Cibao Central, Enriquillo y el Nordeste del país.

Sin haber salido nunca de este lugar, los Reyes Ávila encarnan el mestizaje en el sentido más estricto de la palabra y son quizá el último tramo de una ruta que la especie humana inició hacia las Antillas entre los 6000 y 1000 AC, pasando por las tres oleadas migratorias (indios americanos, españoles y africanos) que más o menos definieron el perfil genético de los dominicanos.

El decano de Ciencia y Tecnología de la UCE señala que la validez del estudio que realiza con la Universidad de Puerto Rico se fundamenta en el rigor de la investigación y en la “evidencia clara” de que 60,000 indígenas se refugiaron en las montañas para evitar su exterminio. “Ya es tiempo de que investigadores de diferentes sectores puedan aportar sus estudios para determinar el verdadero origen de los dominicanos”, dijo Mercedes.

Ahora, cuando la huella dejada por la humanidad sigue siendo un misterio que la ciencia trata de desentrañar, el grupo de investigadores ha descubierto también la presencia de genes de nativos de las islas Canarias (blancos y de ojos azules conocidos como guanches) y del tipo euroasiático en un porcentaje de la población dominicana actual, tal como encontró en su fase preliminar rastros genéticos de indios taínos en hasta un 18 por ciento del mismo conglomerado.

El hallazgo fue hecho por el equipo multidisciplinario de la Universidad Central del Este y de la Universidad de Puerto Rico, recinto Mayagüez, que hace dos años inició este estudio para conocer, a partir de pruebas de ADN (ácido desoxirribunuclieco) mitocondrial (que se hereda únicamente por vía materna), el origen de los primeros pobladores de la isla y para determinar la composición genética de sus habitantes.

La presencia de genes guanches en la población dominicana

“Es sorprendente la presencia de genes guanches y euroasiáticos en la población dominicana”, dijo Juan Carlos Martínez-Cruzado, director del Departamento de Biología Molecular de la Universidad de Puerto Rico, recinto Mayagüez, y encargado de la contraparte puertorriqueña en el estudio “Orígenes continentales de las primera poblaciones de las islas del Caribe y los movimientos migratorios que los formaron”.

“Gran parte de estos canarios eran mestizos y de seguro trajeron ADN mitocondrial de origen guanche a las mismas”, respondió el científico puertorriqueño.

Hombre de Cro-Magnon
Herbert Wendt, en su libro “Empezó en Babel”, aparecido hace casi cuatro décadas, hace referencia a este pueblo casi desconocido en América y el Caribe. El historiador alemán dice que los guanches son descendientes del hombre de Cro-Magnon que, “desde el punto de vista antropológico, se conservaron casi intactos hasta la época histórica”.

“Hijos legítimos de la cultura capsiense fueron los primitivos saharianos, los antiguos libios, los bereberes, los hombres de cabello rubio, ojos azules y rostro casi cuadrado.  Los canarios descienden de estos norteafricanos ‘cromañonenses’ que llevaron la cultura capsiense a las islas (Canarias), aunque no le dieron ulterior desarrollo”, dice.

“A causa de su largo aislamiento, los guanches descendieron otra vez al nivel de cultura de los trogloditas, que ya habían superado”, agrega Wendt.

Sobre la presencia de genes euroasiáticos en la población dominicana actual, el doctor Fermín Mercedes, decano de Ciencia y Tecnología de la UCE, dice que éstos pudieron haber aparecido en las primeras migraciones hacia las Antillas o en posteriores desplazamientos.

El análisis del ADN mitocondrial permite trazar rutas migratorias a través del tiempo y las investigaciones que se llevan a cabo podrían aclarar el origen de los dominicanos y de los componentes genéticos que predominan en la actualidad.

Los mitos de los vikingos

El doctor Armando Armenteros, pediatra de gran prestigio en el país, dijo a LISTÍN DIARIO que es común observar en recién nacidos dominicanos con posible ascendencia indígena, dos pequeñas manchas azulosas encima o alrededor de los glúteos, que parecen moretones y de unos pocos centímetros de diámetro.

El especialista dice que el fenómeno, registrado por él mismo en varios casos, se da también en otras regiones del mundo, que es característica del grupo mongoloide, y que desaparece más o menos al cabo de dos años.

Al respecto, el doctor Fermín Mercedes, decano de Ciencia y Tecnología de la UCE que investiga el perfil genético de los dominicanos en colaboración con la Universidad de Puerto Rico, recinto Mayagüez, afirma que no hay evidencias de ese tipo en sus estudios, y que lo más probable es que la cultura popular asocie esas pigmentaciones con genes indígenas.

Sin embargo, Armenteros defiende su teoría al compararla con otras rojizas que aparecen en recién nacidos de raza blanca, precisamente de origen vikingo, en la nuca y en la cara, entre la parte central de la frente, arriba de la nariz, y de los dos párpados de los ojos.

Casualmente, Osvaldo Reyes Ávila, un niño de doce años que vive en Las Lagunas de Nisibón, La Altagracia, y que tiene marcados rasgos indígenas nació y vivió durante dos años con las manchas a las que hace referencia Armenteros, según narró su madre.

Entre tanto, el genetista puertorriqueño Juan Carlos Martínez-Cruzado, al referirse a la posible presencia de nativos de raza blanca que habría encontrado Colón a su llegada a la isla, explicó que el ADN mitocondrial no contiene genes que codifiquen para el color de la piel.

“Teóricamente es posible recuperar fragmentos de ADN nuclear, el cual contiene casi la totalidad de nuestros genes, e identificar aquellas variantes de origen indígenas. Entonces podría quizás confirmarse la presencia de indígenas de tez blanca”, dijo el experto.

mas detalles en las publicaciones del LISTIN DIARIO: Tainos, Guanches y indios blancos

o

Acerca de Walter

nací para ser libre .... y enfrentar el desafío de una vida creado por el sol y formado por la luna!
Esta entrada fue publicada en Uncategorized, vikingos, Republica Dominicana, Arawacs, pobladores del caribe, Antillas, caribe, tainos, Guanches y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Ascendencia taína y guanches en los dominicanos

  1. jasson dijo:

    mi padre es del seibo y si he notado que su familia tiene rasgos indigenas, esa marca en las nalgas la tenia pero creo que se borraron

  2. MI NOMBRE ES ROBINSON BRITO SOY DE ASENDENCIA PORTUGUESA Y CANARIA Y TENGO TAMBIEN ASENDENCIA INDIGENA

  3. cristina dijo:

    mi abuela me contaba que en jarabacoa hace como 60 anos ella estaba banandose en un riachuelo y vio una india que luego salio corriendo hacia el bosque y mi abuela no mentia..

  4. rosa dijo:

    Mi mama me dijo que ella ha visto una mujer india banandose en el río y en el mismo lugar una amiga de mi mama me dijo que ha visto indios seguir rió abajo y de repente desaparecen de ese lugar. Es en la descubierta de Costanza y ello le llaman Jima. Mis abuelos vivían allí pero ahora ese lugar esta despoblado.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s